Ampliación a Formosa

El territorio ocupado por la estancia La Fidelidad fue propuesto como parque nacional por el excelente estado de conservación de su ecosistema. Esto se debe –además de a su particular historia– a dos factores importantes: su enorme extensión, que permitió preservar el monte con buena calidad para refugio de los animales más sensibles a las actividades humanas, y a los ríos Teuco y Bermejito, que con sus inundaciones y temporadas secas han regulado desde siempre la vida en toda la región.

Estas dos razones son las mismas por las que hoy es importante conservar intacta toda la superficie ocupada por la antigua estancia, que abarca territorio en la provincia del Chaco y de Formosa. Un Parque que llegue hasta el río Teuco y no proteja ambas orillas quedaría incompleto y dejaría desamparados a los animales que hoy siguen bajando a sus playas para tomar agua, aprovechando el silencio y la tranquilidad. Además, hay que tener en cuenta los caprichosos cambios de cauce del río, que con el correr de los años cambiará tanto la superficie como los ecosistemas en una amplia franja a lo largo de los 100 km que transcurren dentro de la propiedad.

Por esto se propone declarar al área, en una primera instancia, como Reserva Provincial Teuco, además de mapear en rojo todos sus bosques. Luego la estrategia debería apuntar a conseguir fondos para su compra o expropiación (de continuar sin definirse la declaratoria de herederos), para su preservación definitiva como parque nacional o, en su defecto, parque provincial.

Si logra proteger a tiempo sus recursos naturales y paisajes, Formosa tiene la gran oportunidad de sumarse a este destino turístico emergente como lo es El Impenetrable y ofrecerlo, junto al Bañado de la Estrella, como una propuesta de turismo de naturaleza de nivel internacional.

En esta zona el monte es producto del cruce de dos importantísimos corredores verdes: uno vertical, que baja desde el Norte y garantiza la conexión con los bosques de países vecinos, y el otro oblicuo a lo largo del río Bermejo, que une el Chaco seco con el Chaco húmedo.

Parque Nacional El Impenetrable| www.impenetrableparquenacional.org
Fotografía: J. R. Díaz Colodrero | C. Buono, M. Gheringhelli, I. Ghione, S. Heinonen, T. Iturralde, L. López, C. Schneider y R. Tiddi