Los Parques Nacionales

Un parque nacional representa la categoría más alta de manejo para un área protegida en la República Argentina y define que la administración del territorio esté a cargo de la Nación. Con similar categoría de manejo existen los parques provinciales –administrados por las provincias– pero, en general, de menor implementación en cuanto a infraestructura y recursos.

La ventaja de un manejo a nivel nacional tiene que ver con que la Nación cuenta con una ley de parques nacionales y una administración autárquica que tiene presupuesto propio, una escuela de guardaparques, una estructura técnica con delegaciones regionales e intendencias ubicadas en los pueblos más cercanos al área protegida. Además, ante cualquier amenaza, la ciudadanía y los guardaparques pueden recurrir a los jueces federales o a la Corte Suprema de la Nación, lo que permite mayor indpendencia política.

La misión fundamental del Sistema Nacional de Áreas Protegidas es conservar muestras representativas del gran mosaico ambiental que posee la Argentina, asegurando la conservación de la biodiversidad del país.

El Parque Nacional El Impenetrable se suma a las “ligas mayores” de conservación, permitiendo añadir un eslabón más al corredor chaqueño de áreas protegidas, conformado por la Reserva Natural Formosa y la Reserva de Biósfera Riacho–Teuquito y Bañado la Estrella (en Formosa); el Parque Nacional Copo (en Santiago del Estero) y los parques provinciales Loro Hablador y Fuerte Esperanza (en Chaco).

Parque Nacional El Impenetrable| www.impenetrableparquenacional.org
Fotografía: J. R. Díaz Colodrero | C. Buono, M. Gheringhelli, I. Ghione, S. Heinonen, T. Iturralde, L. López, C. Schneider y R. Tiddi